viernes, 7 de marzo de 2008

Gatos


ME GUSTAN los gatos. La Muerte pasaba mucho por aquella residencia de ancianos. No era nada raro, los mayores se mueren. A veces pasaba días en aquel edificio esperando hasta que llegaba el momento de cerrarle los ojos a algún abuelo. Les había cogido cariño. Allí se sentía cómoda, como en casa. Aunque ella era muy profesional y sabía cual era su trabajo, intentaba hacerlo de noche o a la hora de la siesta, para que no fueran conscientes de su presencia. Si te mueres cuando duermes debe ser como cuando vas muy a gusto con alguien en el coche y te pasas la salida de la autopista, que no te importa tanto dar la vuelta. Pero pensó que le gustaría hacer algo más. La mayoría de los ancianos morían solos, sin haberse despedido de nadie, así que la muerte se quito la ropa que llevaba y se disfrazó de gato. Paseaba por los pasillos, jugaba en el jardín y se tumbaba al sol a esperar. Cuatro días antes de que muriera un anciano, entraba en su habitación y se subía a la cama a acompañarle hasta la hora de su muerte. El personal de la residencia enseguida se dio cuenta de que si el gato se subía en una cama, ese anciano moriría a los cuatro días. Desde entonces se avisaba a la familia para que estuvieran allí y que la Soledad no apareciera por aquella habitación. Los familiares se entregaban tanto que hacían fiestas, aparecían los hijos, nietos y biznietos, vecinos y amigos. El preludio de la muerte era alegre, muy alegre. Se bebía vino, se comían dulces y se bailaba. La despedida era para siempre, como cuando de pequeño te despides de una chica que has conocido en tus vacaciones y que sabes que nunca más la volverás a ver. Amarga pero con la felicidad de haberla conocido.

Los científicos dicen que los cuerpos de estos ancianos desprenden hormonas antes de la muerte y el gato las percibe. No te lo creas, es la Muerte que se disfrazó de gato.

1 comentario:

Anaisme dijo...

Es tan curioso la comparación que haces entre los gatos y la muerte y que uno debe preparse con alegría,a de mas que los que te quieren despedirte con alegria, a mi me facinan los gatos mucho y una chamana me dijo un día que yo tenia una conexión con los muertos,por eso este escrito me sorprende la relación de los gatos con la muerte.

Bueno besitos muso