miércoles, 5 de marzo de 2008

Desván


ME GUSTA el desván de mi vecina. Me hubiese gustado tener uno de pequeño. En el desván de mi vecina puedes escuchar cuentos, saborear a Gloria Fuertes, ver libros fantásticos, escuchar canciones que te hacen sentir y bailar. Las almohadas vuelan entre gritos y risas, puedes ver cine con palomitas, cenar jamón del mejor establecimiento de Teruel y comer manzanas con gusanos. Puedes pintar en el suelo durante toda una noche con acuarelas y tinta china. Puedes hacer sombras con un foco mientras bailas con los dedos de los pies. Colgar cortinas de papel que esperan ser escritas, Mirar por la ventana y vigilar que la luna no se apague hasta que salga el sol. Puedes llorar si lo necesitas. Inventar historias y cuentos bajo los efectos de Maria, la que abre y cierra compuertas. Puedes poner el aire acondicionado si tienes calor, y taparte con una manta si tienes frío. Puedes ser tratado como un músico, cantante y artista sin serlo. Recibir abrazos con mucho amor. Puedes crear mundos fantásticos, hacerte fotos y colgarte de la percha de colgar cosas bonitas. Puedes darte un golpe en la cabeza donde el techo es más bajo. Interpretar los dibujos del techo que dejó el anterior inquilino. A veces, cuando ella no está puedes subir a su desván y regarle las plantas. Aunque no es mío, a mis 36 años he encontrado un desván de cuento, el de mi vecina.

2 comentarios:

Anaisme dijo...

¿Que es un desvan? no se como que fueras un espacio propio donde puedes expresar libremente, sintiendote muy comodo,no se puede ser un corredor de una casa,una habitación adecuada para ello, una terraza cerrada de un piso, dime que es un desvan.

Saludos solidarios y que la madre tierra bendiga amigo en la distancia

Anaisme dijo...

Ya se que es desván, es un ático, un altillo, en todo caso es un espacio en la parte de arriba de algunas casas, que se toca el tejado con facilidad.

Mi casa no tiene ni desván, ni ático ni altillo