jueves, 6 de marzo de 2008

Desierto


ME GUSTA el desierto. En las dunas de Merzouga hay un albergue que se llama Les Hommes Bleus. Los hombres que trabajan allí llevan túnica y pañuelo berebere azul. Said tiene 22 años, nunca ha salido del desierto, dice que no puede vivir lejos de las dunas y que además, el frío de la noche es bueno para la salud. También dice que no podría vivir en Barcelona, París o Nueva York. Además no tiene papeles para conocer el mundo. Pero al desierto llegan personas de los cinco continentes, así que no necesita viajar para conocer el mundo porque a las dunas llegan personas de todo el mundo. Said le pregunta a cada uno como es el lugar del que viene. Tiene un cuaderno en el que escribe y dibuja como es cada país, su gente, su comida, sus casas, sus hombres y mujeres, sus trabajos, sus ríos y sus desiertos. Países imaginarios, tan reales y ficticios como el enfoque y el prisma desde el que cada uno de nosotros que hemos estado allí le contamos.

1 comentario:

Anaisme dijo...

Yo no conozco el desierto, solo lo he visto en fotos y en documentales en la tele, me gusta, ha y cuando vi las fotos tuyas de marruecos me encantaron tanto los contrastes de los colores, la luz, muy bonito, gracias muso por mostrarme esta parte del mundo, me acorde de los relatos del alquimista de paulo coelho