jueves, 26 de noviembre de 2009

Tenis

Anoche me tiré en el sofá y estuve viendo un partido de tenis. No suelo hacerlo pero ayer necesitaba algo así. Me gusta como se calla el publico cuando los tenistas juegan, y como gritan cuando alguno falla o hace un punto. Es curioso, se hace el silencio y es algo sagrado. No me imagino un estadio de fútbol en silencio cuando se está jugando un partido. Anoche Nadal no pudo ganar aunque pareciera un gladiador invencible con una raqueta en la mano. Al devolver un saque, le dio tan mal que la pelota terminó en la parte más alta de la grada. Cayó en las manos de un hombre que sonreía y hablaba con una mujer mientras la tele los enfocaba y todo el mundo los veía sin que ellos los supieran. Bueno todo el mundo no, unos cuantos y entre ellos un tipo que mientras cenaba descubría que su amigo  y su pareja le estaban engañando en Londres y no podía creer que fuera así. Historias así pasan todos los días. No creo que el hombre traicionado anoche durmiera demasiado, no creo que hoy haya tenido un buen día, ni creo que pase unas buenas navidades. En el fondo, anoche Nadal le hizo un favor a ese tipo que cenaba mientras veía la tele, pero eso tendrá que descubrirlo él cuando pase el tiempo. 

Todo esto forma parte de mi imaginación, no ocurrió... pero es que ayer me crucé por la calle con dos personas cogidas del brazo, que una vez me traicionaron y no sabía como contarlo... y como esto no es tenis y no tengo que estar en silencio me apetecía gritarlo......................

10 comentarios:

Hache dijo...

Pues grita todo lo que te dé la gana, que yo te doy permiso. Pero grita más fuerte que desde casa no te oigo. Un regalito (de tu estilo añejo) ja, ja,..
http://www.youtube.com/watch?v=LjCTg4tHdMA
P.D.:Si te hace falta un pedazo de cielo, avisa

esto es dijo...

Yoga 1
1. vacío todo el aire de mis pulmones, y con ello todos los pensamientos que quiero desechar.
2. me quedo sin aire, la mente en blanco, o si acaso proyectándose a un punto de luz.
3. me lleno de aire nuevo, la mente puesta en la luz.

Yoga 2
postura sobre la cabeza: las manos juntas, los codos alíneados en triángulo, poso la cabeza entre las manos y pongo la columna recta, levanto las piernas y estoy boca abajo... aguanto, aguanto hasta que lo todo lo estancado dentro de mi se cae, todo lo que quiero desechar sale... patas arriba, me vacío de toda la mierda... de paso el exceso de sangre y la presión matan unas cuantas neuronas que ya no necesito... Bajo... qué bueno!

esto es dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=xrfFcGF-z9o

Jose dijo...

H, ¿estilo añejo??????????? anda queeeeeeeeeeeeeeeé ya te vale.... jajajajajaja, grito grito

Marie, pero el yoga no era para el vértigo?? de todas maneras me gusta eso de ponerme boca abajo para sacar la mierda, es como darle la vuelta a un bolsillo para limpiarlo. Lo de las neuronas ya no se si me hace gracia, jajajajaaja, que no me sobran

esto es dijo...

Upppss! es verdad, el yoga era para el vértigo...
Bueno, para el tenis, ahora mismo estoy maquetando el libro de la caja mágica (el estadio olímpico de tenis de madrid)... Voy a ver si la caja hace honor a su título y le pido que conceda un 'borrón y cuenta nueva para ti (sin secuelas...)'
Ya te contaré! Besos!

Ada Red dijo...

Pues yo para gritar aprovecho cuando voy en el coche por la carretera (sola -claro- y con ganas de gritar, también)...
No sé quién me lo recomendó una vez y resulta de lo más terapéutico (y seguramente cómico para el que se cruza conmigo, aunque confío que en unas décimas de segundo no se dé cuenta de mi careto...).
Mira a ver.

hadah dijo...

Olvídate de las pelotas del Nadal, olvídate de las pelotas del traicionero. Olvídate de todos las pelotas y los pelotas. Y aférrate a esos abrazos que seguro te dan quienes te quieren, que seguro das a quien quieres.

Siempre firmo "hadah" y, como me gusta creer en las coincidencias, en la causalidad de la casualidad, como a P. Auster, mi escritor americano favorito, me alegra percatarme en este sabio y peculiar refugio de la fusión de mi nombre entre "hache" y "ada". ¡Me siento fundida, como el buen queso!

Minerva dijo...

Un día tendràs que probarlo, por irreverente que parezca...
Se trata de sacar la cabeza al balcón, respirar profundamente y gritaaaaaaar!!!
Tu hija estará encantadísima de ayudarte en este experimento, jeje.
Un besote, mañico!

MAROCHA dijo...

Pues yo casi soy mas de espresar mi rabia al estilo de tus conmentaristas, que a la de la sutilidad de tu entrada.

Es lo que tenemos las pequeñajas, que gastamos un buen genio.

Aunque, comprarme bragas en el lenceuropa es mano de santo, se me pasan todos los males.

Hache dijo...

Set y partido para "sin hache" pero queremos más historias, mmm mmm