martes, 10 de noviembre de 2009

Biodramina

Siempre me mareaba de pequeño. En el coche, en el bus, en el tren, en un pedalo en el mar, o simplemente flotando con un colchón de aire. Mal equilibrio el mío. La Biodramina me acompañó durante toda mi infancia. Con el paso de los años me fui acostumbrando a esta rueda en la que giramos y dejé de marearme... tanto como antes. Existe un factor que hace que todo sea como es, que todo se repita de una manera constante. El día, la noche, enero, febrero y marzo, el verano, el invierno, todo se repite de una manera inagotable. Lo bueno, lo malo, lo mejor y lo peor. Nada ni nadie puede hacer que sea de otra manera. La culpa de todo la tiene la velocidad. La que de manera constante hace que todo gire siempre de la misma forma. La velocidad a la que gira la tierra sobre si misma y alrededor del sol. Una velocidad inalterable que marca lo que vivimos. Si todo girara a doble velocidad, los días tendrían la mitad de horas. Habría menos horas para dormir. Cada seis horas se haría de noche y cada seis horas se haría de día. Comeríamos en la mitad de tiempo, trabajaríamos la mitad... y tal vez tendríamos también la mitad de amores y desamores, seríamos la mitad de felices y también de infelices de lo que lo somos ahora. Todo por culpa de la velocidad. A mí me va bien la velocidad a la que giramos ahora. Ahora que ya no me mareo y que mi equilibrio se ha acostumbrado a esta velocidad, ahora que ya sé que todo se repite una y otra vez aunque me cueste aceptarlo, no es cuestión de volver a la Biodramina.

4 comentarios:

esto es dijo...

Más que la velocidad, es la gravedad, la culpable de que todo parezca repetirse... porque nos movemos en círculo, en órbita, alrededor de nosotros mismos, del sol...

Pero, sin ánimo de producirte nuevos mareos, todo esto está en tela de juicio con la física cuántica...

Albert Einstein demostró que la fuerza de la gravedad es una ilusión, una fuerza teórica: un efecto de la geometría terrestre que deforma el espacio-tiempo.

Y el otro día, viendo un capítulo de REDES en youtube, explicaban que había serias sospechas de que exisitieran unas 8 dimensiones en realidad, 4 más de las que percibimos hoy en día... (los 3 planos tridimensionales y el tiempo).

A mi, eso, en realidad me consuela, y me explica parcialmente ciertas cosas que percibo y no me explico, en esta realidad actualmente estipulada.

Sospecho que la verdadera causa de esta sensación que tienes, la de ciclos repetitivos, quizá lo provoque tu actualidad, tu hija de seis años... Los niños tienen que ver repetirse las cosas muchas veces para conocerlas, y conocer el ritmo básico que marca nuestra existencia. Pero, eso no significa que más adelante no haya otros ritmos que se incorporen para formar una nueva música... estad atentos!

Jose dijo...

... a estas alturas me creo cualquier cosa, y si me dices que son 10 dimensiones me lo creo tb... pero como diría un maño... "y pa que tanto"
Besos

virgi dijo...

Yo también te acompaño en el mareo. ¡Imagínate, isleña como soy y depender de la Biodramina para poder ir de una isla a otra en barco!

Me ha encantado lo de la velocidad. Es algo que me alucina, pensar que la Tierra se mueve a unos 30 km/s...demasiado para entenderlo...¡uf! ya me estoy mareando...ya volveré...

Jose dijo...

no te marees Virgi y vuelve pronto...