viernes, 9 de octubre de 2009

Casettes

Nunca tuve un tocadiscos, así que tampoco vinilos. Lo mío fueron los casettes. La mayoría eran de 60 minutos, pero también tenía de 90, extra largos. Que hubiera sido de mi adolescencia sin aquellos casettes de Dire Straits, U2, Bob Marley, Kiko Veneno, Los Rebeldes, Silvio, Aute, Sabina, Ellis Regina, Rod Stwart, Mike Olfield... todos grabados, no había para más. Hubiera sido una adolescencia con otra banda sonora. Nunca podré olvidarme de cómo, con la ayuda de un boli Bic, rebobinaba cuando se enganchaba en el radiocasette y se salía la cinta. Tecnología punta. Recuerdo tener el casette preparado y estar escuchando la radio, esperando que sonara la canción del momento y darle al REC y al Play a la vez. Robarle la canción a los de la radio para poder oírla cuando yo quisiera. Era un ladrón de canciones. Un pirata... de los de antes, cuando había que currárselo para conseguir una canción.
Ayer decidí deshacerme del botín musical de aquella época. Me puse el parche en el ojo y con alguna cicatriz más de las que tenía en mi adolescencia saqué todos mis casettes del cofre del tesoro, que previamente tuve que desenterrar de un cajón. Mi hija me miraba en silencio, sin preguntar que eran aquellos objetos. Creo que le solté un rollo sobre aquellos años en los que la música se escuchaba de otra manera. Le pregunté que le parecía y me contesto tres palabras... "un poco raro". Después, camino del supermercado, tiramos dos bolsas llenas de casettes en el contenedor amarillo de los plásticos, dos bolsas llenas de la banda sonora de mi vida en formato casette. El parche me lo guardé en el bolsillo y las cicatrices me hubiera gustado tirarlas al contenedor de la basura. Al final tendré que ponerme tatoos de los que se pone mi niña y que salen en las bolsas de patatas fritas para que no se vean tanto.

5 comentarios:

La Rodriguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Rodriguez dijo...

Me alegro de leerte, de que no te hayas ido al final. Sabes? no se te ven tanto las cicatrices, en realidad, sólo se te ven cuando tu quieres eres más tierno que dramático, más listo que masoca.
Como los cassettes también pusieron la banda sonora a mi adolescencia, he rescatado uno de los temas -uno de los grupos, en realidad- que dispararon con más fuerza algunos de las emociones que me movían entonces y todavía siguen despertándome algunas noches. Esta va por ti:

http://www.youtube.com/watch?v=q5G9SP-PE_I

No dejes que nada te entristezca, todavía tienes que tropezar un día con ella, que tiene un montón de regalos para ti y no sabe dónde encontrarte para dártelos!

Jose dijo...

... que grande Loquillo, tb forma parte de mi banda sonora...
las cicatrices las disimulo con algo de maquillaje...
beso

virgi dijo...

Me encanta como lo has contado. Yo aún soy de otra generación anterior, pero también usábamos el boli...me acabas de recordar hacerlo justo con Dire Straits!
Un beso con algunas cicatrices

Jose dijo...

fueron mis preferidos, y fue la casette que más pena me dio tirar el otro día...
besos con tiritas