domingo, 20 de septiembre de 2009

La calle del Desengaño


La miré durante mucho tiempo desde tan cerca que al separarme un poquito de ella no la reconocía. Sería por ella o por la visión que perdí, pero ya no sabía quien era esa mujer. Ella hacía como que también me miraba de cerca pero creo que movía un poco los ojos para mirar a los que pasaban por delante nuestro y no estropearse los ojos. El caso es que al final el desengaño me llevo a tener que utilizar gafas. No es por la edad como me dijo la jovencita que me hizo el estudio de mi visión, es por mirar muy de cerca a una mujer. Esta mañana paseaba en mi bici como cada día esperando encontrar algo, un detalle para escribir y me he encontrado por casualidad con la Calle del Desengaño. Dicho así parece sacado de una canción de Sabina, pero no, la calle existe y allí estaba yo, parado en mi bici y con cara de bobo. No es una calle bonita y además a estas alturas de mi vida no pienso mudarme una vez más. Hace un tiempo quizás hubiera llevado todas mis cosas a esa calle, pero ahora me gusta mucho más el sitio donde me encuentro. El cartel de la calle no se ve muy bien desde la acera, pero gracias a estas gafas que llevo por culpa de un desengaño he podido leer el nombre de la calle del Desengaño. Mañana espero encontrar la Avenida del Amor o el Callejón de la Risa... y tal vez no me importe hacer un nuevo traslado.

4 comentarios:

La Rodriguez dijo...

Por la calle del desengaño esta mañana yo pasé con Malegria otra vez [...] Manu Chao.
Aunque fue ayer por la mañana y no hoy, y cogi un gripazo, me quedé costipadísima, con picor de ojos y lagrimeo, supongo que de tanto llorar... en vez de ganar dioptrías en hipermetropía, que ya te vale! nada puede mirarse desde tan cerca, sinó empezamos a ver doble o directamente perdemos visión, con lo cual... perdemos de vista lo que queremos ver.
Creo que tú y yo vamos un poco a la par... ah, a mi también me gustan los abrazos!
Besote

Jose dijo...

... a la par vamos media humanidad... es una pandemia
saluddddddddd

Hache dijo...

Pues yo en esa calle, hace muuuuuchos años, besé a un chico que me gustaba mucho y ahora, cuando paso cerca (que es a menudo) de vez en cuando me acuerdo y la verdad, no estuvo nada mal,... quizá porque le besé con los ojos cerrados

Jose dijo...

... ahora ya he aprendido que mejor no mirar, y mucho menos cuando beso.
Besos con los ojos cerrados